El PNC defiende la exhibición de la bandera tricolor

Categorías: 
Noticias Nacionales
Bandera tricolor

La reciente prohibición por parte de la Liga de fútbol profesional (LFP) de la presencia de la bandera canaria tricolor con siete estrellas verdes en los recintos deportivos donde se desarrollen competiciones controladas por esta Institución, bajo el amparo del obligado cumplimiento de la aplicación de la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, no puede ni debe pasar desapercibida por todos los canarios. 

Ante la situación actual de confrontación social que se ha creado alrededor del proceso separatista de Cataluña, se está fomentando un movimiento de identidad españolista que trata de apagar los existentes en los diferentes pueblos que conforman el Estado español, y que lleva a adoptar medidas como la citada anteriormente, y que en nada ayuda a mantener el clima de concordia, paz y tolerancia que siempre ha caracterizado al Pueblo Canario.

La bandera de las siete estrellas verdes logró una rápida difusión y aceptación entre la población, no ya por su historial nacionalista, sino por su uso popular en manifestaciones y acontecimientos populares, ya desligada de toda reivindicación política. Ello explica que esta bandera fuera aceptada incluso por grupos de derecha o partidarios de una España centralizada, siendo apoyada el pasado mes de octubre de 2016 por la mitad del Parlamento de Canarias y la abstención de una gran parte de la otra mitad, para que sea propuesta como la oficial de Canarias en una próxima modificación del estatuto de Canarias.

En el artículo 6.1.b de la Ley se recoge que en las condiciones de acceso al recinto queda prohibido introducir, exhibir o elaborar pancartas, banderas, símbolos u otras señales con mensajes que inciten a la violencia o en cuya virtud una persona o grupo de ellas sea amenazada, insultada o vejada por razón de su origen racial o étnico, su religión o convicciones, su discapacidad, edad, sexo o la orientación sexual.

Desde la aprobación de la citada Ley, han pasado más de 10 años, y ni durante este período ni anterior, la presencia de nuestra bandera tricolor ha constituido ni ocasionado el mínimo problema. Asimismo, las siete estrellas verdes colocadas en posición circular, simbolizan la igualdad entre las islas, como rechazo al pleito insular, siendo un símbolo de unidad, paz e igualdad, nunca de violencia.

En el artículo 16.1.a de la Ley se recogen las medidas de fomento de la convivencia y la integración por medio del deporte, la aprobación y ejecución de planes y medidas dirigidas a prevenir la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, contemplando determinaciones adecuadas en los aspectos social y educativo.

El desposeer a una parte importante de la población del derecho a manifestarse con sus símbolos libremente y dentro de la legalidad, no ayuda en la ejecución de lo recogido en el punto anterior, sino más bien lo contrario.

La prohibición de su exhibición supone una falta de respeto hacia los derechos de la gente de estas Islas; y amparados en esta Ley puede suponer la privación total de este emblema Nacional canario en cualquier acontecimiento que se celebre en nuestro territorio.

Su aplicación presupone la “ilegalidad” de aquellas organizaciones que la han reconocido como suyas. Esta bandera ha ido adoptada por partidos políticos que no se definen como independentistas, como  Unión del Pueblo Canario (UPC), el Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC) o  Izquierda Unida Canaria, así como la Intersindical Canaria. Asimismo, Coalición Canaria adoptó en III Congreso Nacional, celebrado en 2005, la bandera de las siete estrellas verdes.​ El ex presidente canario Paulino Riverollegó a asegurar que habría sido la oficial de Canarias si hubiera llegado a gobernar con mayoría absoluta. ¿No están todas estas organizaciones dentro, y cumplen escrupulosamente lo recogido en el Constitución española?.

Teniendo en cuenta que el deporte se debe usar para cohesionar, unir e integrar y no se debe mezclar con la política, creemos que esta medida es totalmente injustificada y fuera de lugar a todas luces.

Ante tales circunstancias, se acuerda por el Comité Ejecutivo Federal del PNC solicitar a la LFP la rectificación y anulación de la orden de prohibición de acceso de la bandera tricolor canaria con siete estrellas verdes a los estadios de fútbol en los partidos bajo su delegación.