Entrevista Juan Manuel Garcia Ramos

Se habla de: : 
Juan Manuel García Ramos
Categorías: 
Entrevistas

El profesor García-Ramos es una de esas rara avis en la política canaria que suele decir siempre lo que piensa: es presidente del PNC, pero no teme decir que Antonio Cubillo debe estar de guasa cuando propone la descolonización de Canarias en la ONU. Considera que el nacionalismo canario carece de liderazgo moral y censura con muchísima dureza las declaraciones de Paulino Rivero en su enfrentamiento con los docentes.

FRANCISCO POMARES | SANTA CRUZ DE TENERIFE

_¿Ha abandonado la política?
_No. Lo que pasa es que la he colocado en el sitio que le corresponde dentro de lo que son mis actividades. En el verano de 2006 firmamos el acuerdo preelectoral con Coalición Canaria, cerramos algunos objetivos políticos comunes, y se decidió que habría militantes del PNC en el Gobierno, cabildos y ayuntamientos, y yo decidí quedarme fuera de todo eso, porque lo que quiero hacer ahora es política orgánica, no institucional. Yo me ocupo de dirigir el partido, lo hago lo mejor que puedo, y hay compañeros que se ocupan de las tareas institucionales. Yo no puedo estar en ellas porque exigen una dedicación que no es compatible con mi compromiso con la Universidad.
_Pues yo la impresión que tengo es que la política que se hace hoy ha dejado de interesarle.
_Hay una parte de cierto en eso. Llevo desde 1995 haciendo planteamientos nacionalistas y tengo una gran fe en que este pueblo va a lograr grandes cotas de autogobierno, y quiero colaborar en eso. Lo que pasa es que las cuotas de colaboración uno las va midiendo a medida que trascurre la vida.
_¿Y no será que no coincide usted con las formas o con el fondo del actual debate soberanista?
_Yo creo que los retos hay que medirlos, y los retos de Canarias en estos momentos deben cifrarse en el Estatuto de Autonomía rechazado por las Cortes Generales en la pasada legislatura. En ese Estatuto hay competencias que están por encima de las que tiene Puerto Rico, un país que es un Estado Libre Asociado. Yo creo que el reto es profundizar en el autogobierno avanzando en las propuestas del Estatuto, y hay otros que mantienen otra cosa, con toda legitimidad. Antonio Cubillo está estas semanas en Nueva York para solicitar ante Naciones Unidas el proceso de descolonización, y yo creo que no es eso, no se deben dar acelerones. Y el PNC siempre ha sido riguroso en una línea de prudencia y de no aflojar, de creer que estas islas deben tener las competencias que les permitan resolver sus problemas internos,
_Entiendo que no está de acuerdo con quienes plantean la existencia de un hecho colonial en Canarias...
_Es que esas cuestiones sólo tienen sentido si está la voluntad general detrás. Y esto es la idea de dos o tres personas que se van a Naciones Unidas con una carta -que yo he visto, y que tiene alguna falta de ortografía- a solicitar la descolonización de Canarias como si fuera un pueblo africano más...
_Le ha salido el profesor con lo de la falta de ortografía...
_No, no, es que pienso que cuando uno se dirige a Naciones Unidas debería hacerlo con un poquito más de solemnidad, y estos planteamientos de Antonio [Cubillo] de la república federal canaria, y de que se sustituya el euro por el áfrico, de que ingresemos en la Unión Africana y abandonemos la Unión Europea, a mí todo eso, cuando aquí estamos pasándolo tan mal... Mire, yo conozco el sentido del humor de don Antonio Cubillo, y a veces creo que lo que está haciendo es burlándose de nosotros. No creo que lo que dice quepa en cabeza humana en estos momentos.
_¿No habla en serio?
_Él tiene una especie de deslumbramiento por todo lo africano, dice que estamos a 93 kilómetros de África y por eso somos africanos. Y yo le pregunto si también es africana Malta, o la península ibérica que está más cerca que nosotros de África y estuvo ocupada casi ocho siglos por los musulmanes...
_Cambiando de tercio: ¿ha analizado usted lo que puede haber ocurrido para que CC retroceda en los últimos procesos electorales?
_En 1999 y en 2003 nosotros llegamos a la conclusión de que era imposible montar un nacionalismo alternativo al de Coalición Canaria. Una generosa invitación de Paulino Rivero nos llevó a un acuerdo electoral con ellos. Yo era el que estaba más en desacuerdo con esa posibilidad, pero llegamos a un documento común y decidimos pelear juntos. El problema de CC es que siguen siendo insularistas. Cada vez que hay un líder insular -podríamos también llamarles caciques insulares- y hay una discrepancia, pues monta su propio partido insular. Ayer leí que Esteban Bethencourt estaba ya montando un partido distinto a Coalición Canaria. Yo creo que el nacionalismo necesita superar eso, necesita un liderazgo moral que esté por encima de lo insular, y yo no veo eso. Rivero logró controlar un tiempo lo que eran las inquietudes distintas de las fuerzas políticas insulares, pero ahora se vive un proceso de disgregación.
_¿Qué opinión le merece el Gobierno de Rivero?
_A nosotros el año de Gobierno de Paulino Rivero nos satisface mucho. Yo creo que ha sacado la ley de Policía, que es un instrumento imprescindible para el autogobierno, y también se ha sacado el plan estratégico de empleo, y se ha logrado que algunas licitaciones públicas de obras sean otorgadas a empresas canarias, y luego hay dos cuestiones que para mí son muy importantes, que son la televisión canaria y la radio canaria, que desde luego no están haciendo su labor, pero que pueden llegar a ser instrumentos de cohesión de un pueblo que está en un pensamiento de fragmentación permanente. Me parece que Rivero y su acompañante, Soria, están haciendo su trabajo. Ni mejor ni peor que en cualquier otra etapa.
_¿Comparte usted el criterio de este Gobierno sobre la homologación del profesorado?
_Pues mire, en ese sentido, y como eso no estaba en el acuerdo electoral que suscribimos, sí tengo la posibilidad de disentir absolutamente del presidente y de la consejera Milagros Luis Brito. Son 26.000 profesores los encargados de formar a los canarios del mañana y el trato que se merecen es otro: ni el que les dispensó la consejera con esa carta a los padres, pidiendo el rechazo de los planteamientos del profesorado, hasta esta última consideración del propio Rivero, diciendo que plantear la homologación es una inmoralidad. Para mí lo que es una inmoralidad es que 60 diputados del Parlamento de Canarias se hayan subido el sueldo un 10% en el año 2008, mientras nos piden a todos que frenemos las nóminas. Que un colectivo, con sus sindicatos perfectamente legitimados, y con un referéndum detrás en el que el 80% del profesorado apoya su postura, que esas personas sean consideradas inmorales, pues me parece un error del presidente. Un error grave. Y que se les llame "grupito desestabilizador" me parece más grave aún, una provocación. Y también discrepo porque esa Ley -que la hicimos en 1991- es una ley apoyada por todos los grupos parlamentarios y que está vigente. Hay que sentarse y buscar una solución porque no puede tenerse a 26.000 profesores enfrente, porque así ni mejora de la educación, ni reforma educativa. No se puede permitir el Gobierno estar enfrentado con un colectivo de manera sistemática y mucho menos tratarlos de inmorales. Rechazo completamente las palabras del presidente. Y lo siento mucho.
_¿Es tan costosa la homologación?
_Es que se debe desde 1995. Yo creo que hay de desbloquear esa negociación. No podemos tener un principio de curso como el que se está anunciando o como el del año pasado. No se puede despreciar a esa gente. Me parece una metedura de pata que el presidente tiene que corregir urgentemente.
_Usted es amigo personal de Rivero. ¿No ha hablado con él de esto?
_Sí se lo he dicho. Pero yo no estoy en el Gobierno, sólo tengo un acuerdo electoral con el partido que mantiene a Rivero en el Gobierno.