Juan Manuel García Ramos

La última lección

Serán muchas las necrológicas dedicadas a la muerte de Adán Martín Menis, ex presidente del Gobierno de Canarias, pero ninguna de ellas podrá silenciar la última lección de Adán. La de enfrentar una terrible enfermedad con una entereza y una discreción que lo convirtió en un modelo para todos nosotros.

¿Autosuficientes?

En virtud de las negociaciones habidas entre el PNV y el Gobierno de España, con vistas a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para el 2011, esta semana hemos tenido noticia de lo que significaría para algunas comunidades autónomas españolas el romper la caja única de la Seguridad Social. Hemos sabido también que Canarias es la tercera de todas las comunidades, después de Madrid y Baleares, que más recursos cede al sistema de pensiones español.

Tinta de calamar

Les interesa a los gobiernos español y marroquí mantener un contencioso fronterizo en el norte de África para distraer sus respectivas dificultades internas?
¿Cómo es que el gobierno español ha intentado quitarle importancia a lo sucedido estas semanas atrás en Melilla y tuvo que requerir tempranamente la mediación del Rey Juan Carlos para limar aristas con Mohamed VI?
¿Usa Marruecos ante España los problemas pendientes de Ceuta y Melilla para obtener el silencio español en su anexión definitiva del Sahara Occidental?

DECLARACIONES A LA AGENCIA EFE DE JUAN-MANUEL GARCÍA RAMOS

*Si Cataluña y el conjunto de sus fuerzas políticas rompen  −no negamos su razón de proceder así− con la España de las autonomías invocando su lengua, su cultura y su historia como nación jurídica, Canarias ha de invocar su geografía, su condición de pueblo atlántico y ultramarino.

Los déficits de la educación

Dijo alguien, con toda la razón del mundo, que la tristeza nunca es noble, ni bella, ni útil. Todos los días nos inventamos la vida, necesitamos dotarnos de confianza en nosotros mismos y en los demás para seguir avanzando con cierta ilusión por el teatro de la existencia.

Hace unos días un diputado nacionalista canario me invitó a pensar sobre cómo podríamos fortalecer la condición de ciudadanos de este archipiélago, y le contesté sin demasiadas dilaciones que la autoestima de un pueblo viene dada por su autoconocimiento.

Nacionalismo canario en madrid

Todo está a la sombra de las nueve medidas adoptadas esta semana por el Gobierno de Rodríguez Zapatero (o Zetaparo, como alguien lo ha rebautizado). Todo está a la sombra de este debate sobre las soluciones a una crisis que tanto tardó ese mismo ejecutivo en reconocer y tanto nos va a costar remontar. Pero habrá que seguir pensando sobre otros asuntos, y he de confesarles que llevo un tiempo algo desconcertado con el comportamiento de los representantes del nacionalismo canario en el Congreso de los Diputados y en el Senado madrileños.

¿Comunistas o consumistas?

Por comodidad, los seres humanos solemos pensar en clave de opuestos: el bien y el mal, el cielo y el infierno, el alma y el cuerpo, ángeles y demonios, luces y tinieblas. La mera fórmula maniquea.

Acelerones de la historia

D.Juan Manuel García Ramos

Presidente Nacional del PNC

Casi todo lo que se puede pensar sobre la evolución e involución de una sociedad se dio en el periodo de vida de una sola persona: en apenas setenta y ocho años.

Nacionalismos periféricos

Podemos llegar a pensar que el único partido político español interesado de verdad en resolver la crisis económica que se padece en todo el país es el PSOE, a pesar de sus fracasados intentos por combatirla?

¿Podemos llegar a pensar que el resto de las fuerzas políticas presentes en el Congreso de los Diputados instrumentalizan esa crisis económica en función de la rentabilidad electoral futura que acaso les depare?

Educación a la boloñesa

Para los que vivimos la educación universitaria aderezada con salsa franquista, el saborear ahora el mundo académico impregnado de salsa boloñesa puede ser un atractivo. Los tiempos cambian y nosotros cambiamos con ellos. Para bien o para mal.

La Europa que se negó en 2004 a la integración política en Lisboa fue capaz de apostar cinco años antes, en 1999, por la integración de los estudios superiores en la ciudad italiana de Bolonia. ¿Fue un acierto esto último? ¿Fue un desacierto?

Páginas

Suscribirse a Juan Manuel García Ramos