Juan Jesús Ayala

El síndrome de Hybris ( o la borrachera de poder )

LOS GRIEGOS fueron los primeros que utilizaron la palabra "hybris" para definir al héroe que conquista la gloria y que, ebrio de poder y de éxito, comienza a comportarse como un dios, capaz de cualquier cosa.

Hablemos de Cataluña como nación

LAS LEYES y las constituciones están ahí, pero de momento, la actual, la de 1978, no va a ser la única que se convierta en inamovible y sea la estación terminal. Hasta el día de hoy y desde la primera constitución, por llamarla de alguna manera, que fue el Estatuto de Bayona de Jose I, el hermano de Napoleón, se han registrado siete códigos constitucionales. ¿Cuál de ellos fue el equivocado o torcido? ¿El de la Restauración, tal vez? ¿El del federalismo incipiente de Pi y Margall? ¿El republicano de 1931? ¿O el de la Transición de 1978?

Nacionalismo español

Hacía tiempo, quizás desde la época en que Franco convocaba a la gente en la plaza de Oriente o llegaba a esta o aquella provincia donde el sindicato vertical, alcaldes y gobernadores civiles de turno ponían camiones y guaguas a reventar adornados todos ellos con banderas españolas al viento para dar la bienvenida al caudillo, hasta ahora, una vez que la selección española de fútbol ha sido triunfadora en este campeonato del mundo no se había visto, al menos aquí en las Islas, tanta bandera española, tanto fervor patrio español, tanto entusiasmo de sentirse español y que, además por arte de

Nacionalismo español

HACÍA tiempo, quizás desde la época en que Franco convocaba a la gente en la plaza de Oriente o llegaba a esta o aquella provincia donde el sindicato vertical, alcaldes y gobernadores civiles de turno ponían camiones y guaguas a reventar adornados todos ellos con banderas españolas al viento para dar la bienvenida al caudillo, hasta ahora, una vez que la selección española de fútbol ha sido triunfadora en este campeonato del mundo no se había visto, al menos aquí en las Islas, tanta bandera española, tanto fervor patrio español, tanto entusiasmo de sentirse español y que, además por arte de

Menceyatos, ¿por qué no?

Es ésta una idea que ahora ha salido a la palestra pero que dentro de nuestro partido, el PNC, se ha comentado más de una vez la posibilidad de esa nueva configuración político-administrativa para Tenerife. Y, además, haciéndola extensiva para el resto de las islas. Y desde el punto de vista de la operatividad y, sobre todo, como una culminación definitiva de una reforma administrativa para Canarias, no habrá otra alternativa que no sea ir por ese camino.

Nacionalismo canario: de nuevo por la senda del desencuentro

ANTES que nada, tengo que trasmitir, por supuesto desde mi opinión personal, la frustración que se siente ante retroceso tras retroceso en todo aquello que debería estar girando alrededor de la unificación nacionalista, y no como parece va en sentido contrario, dando la impresión como si los nacionalistas canarios estuviésemos estigmatizados por las malas artes de un aciago demiurgo que nos invita al desencuentro, al no entendimiento, a encapsularnos en una atomización impertérrita que no sólo conduce al desahucio político, al desasosiego permanente sino, lo peor, al fracaso electoral.

Grecia: La derrota del pensamiento

GRECIA que fue con la luz de su cultura poliédrica la que iluminó al mundo, la que nos hizo pensar y reflexionar con la Lógica aristotélica, con la sabiduría platoniana y que aun cuando el pensamiento dejaba atrás las oscuridades de la Edad Media para irrumpir en la modernidad a través del Renacimiento volvió a aflorar, vemos hoy cómo está derrotada.

PSOE+PP= mayoría absoluta

ES ESTA una posibilidad que puede ser factible tras las elecciones de mayo del 2011.Y digo esto porque tanto el secretario general del PSC-PSOE, José Miguel Pérez, como el presidente regional del PP, Jose Manuel Soria, han manifestado la viabilidad de un posible pacto entre sus organizaciones políticas siempre y cuando sus respectivos programas electorales se respeten. En Canarias se implantaría de esa manera el pacto que funciona en el País Vasco sin ningún tipo de graves encontronazos con los nacionalistas del PNV, ya que se imaginaba que esto iba a radicalizarlos.

La nacionalidad

HAY CUESTIONES en la política, escapándonos si se quiere de su filosofía, que son determinantes y clarificadoras. Lo que se pretende enfatizar es que, de la misma manera que existen naciones sin Estado, es imposible se dé el caso contrario. O sea un Estado sin nación.

Páginas

Suscribirse a Juan Jesús Ayala