Juan Jesús Ayala

Nacionalismo canario: de nuevo por la senda del desencuentro

ANTES que nada, tengo que trasmitir, por supuesto desde mi opinión personal, la frustración que se siente ante retroceso tras retroceso en todo aquello que debería estar girando alrededor de la unificación nacionalista, y no como parece va en sentido contrario, dando la impresión como si los nacionalistas canarios estuviésemos estigmatizados por las malas artes de un aciago demiurgo que nos invita al desencuentro, al no entendimiento, a encapsularnos en una atomización impertérrita que no sólo conduce al desahucio político, al desasosiego permanente sino, lo peor, al fracaso electoral.

Grecia: La derrota del pensamiento

GRECIA que fue con la luz de su cultura poliédrica la que iluminó al mundo, la que nos hizo pensar y reflexionar con la Lógica aristotélica, con la sabiduría platoniana y que aun cuando el pensamiento dejaba atrás las oscuridades de la Edad Media para irrumpir en la modernidad a través del Renacimiento volvió a aflorar, vemos hoy cómo está derrotada.

PSOE+PP= mayoría absoluta

ES ESTA una posibilidad que puede ser factible tras las elecciones de mayo del 2011.Y digo esto porque tanto el secretario general del PSC-PSOE, José Miguel Pérez, como el presidente regional del PP, Jose Manuel Soria, han manifestado la viabilidad de un posible pacto entre sus organizaciones políticas siempre y cuando sus respectivos programas electorales se respeten. En Canarias se implantaría de esa manera el pacto que funciona en el País Vasco sin ningún tipo de graves encontronazos con los nacionalistas del PNV, ya que se imaginaba que esto iba a radicalizarlos.

La nacionalidad

HAY CUESTIONES en la política, escapándonos si se quiere de su filosofía, que son determinantes y clarificadoras. Lo que se pretende enfatizar es que, de la misma manera que existen naciones sin Estado, es imposible se dé el caso contrario. O sea un Estado sin nación.

¿Hacia dónde va el nacionalismo?

CUANDO las ideologías de clase se han ido extinguiendo en el tiempo por agotamiento y déficit argumental, no sucede así con la ideología que engloba la categoría de nación. Galeses, kurdos, escoceses, corsos, vascos, catalanes, canarios, montenegrinos, chechenos, sicilianos, flamencos y un sin fin de nacionalismos están en el empeño de la construcción nacional de sus respectivos territorios.

Nueva economía o economía sostenible

YA ESTAMOS en el inicio del rodaje de la Ley de Economía Sostenible que en realidad no viene a anunciar ninguna buenanueva. Ese modelo económico ya camina por muchos países desarrollados y no a todos les ha ido bien. Ahí tenemos a países europeos, entre ellos España, por supuesto, que están en recesión, salvo Alemania e Inglaterra, que están sacando la cabeza de debajo del agua.

Ante los PGOU, el desarrollo sostenible

EL DESARROLLO sostenible fue definido en el Informe "Nuestro Futuro Común", elaborado por la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo, como un aprovechamiento actual de los recursos que no hipotequen su utilización futura. El fundamento del desarrollo sostenible no es otro que la calidad de la vida humana presente y futura. No será sostenible un desarrollo que provoque empobrecimiento, desigualdad y que cause daños ambientales.

La custodia del territorio

Así, a primera vista, parece difícil la custodia de un territorio, y ante esa supuesta e hipotética dificultad de manera tácita, y hasta ahora, se ha decidido que sean los ayuntamientos los únicos que tengan la respuesta y el qué hacer con un determinado espacio.

 

La custodia del territorio es un conjunto de estrategias e instrumentos que pretenden establecer acuerdos y vías de colaboración entre los diferentes agentes públicos y privados con el objetivo de conservar los valores naturales, culturales y paisajísticos, así como promover el uso responsable de sus recursos.

Hacia una adecuada gobernanza territorial

LA GOBERNANZA territorial es una nueva forma de definir la gobernabilidad del territorio poniendo en rodaje un modelo operativo que abarca a los actores en sus distintos niveles tanto supranacional, como nacional, regional y local, en los procesos de decisión a la hora de hacer política. Con ello lo que se pretende es que la gobernanza de un territorio organice un consenso en vías de promover soluciones que sean plenamente satisfactorias para todos los implicados.

De la Justicia

DE LOS TRES PODERES que conforman un estado democrático, el legislativo, ejecutivo y el judicial, no cabe duda de que el que más produce cierto temor al comentario es este último. A veces se ignora si se esta rozando de alguna manera la concepción de lo justo o no, o si se está en el objetivo por determinadas circunstancias en los aledaños de una justicia que nos va a tener en cuenta y de la cual tendremos en cierta manera que defendernos ante ella misma.

Páginas

Suscribirse a Juan Jesús Ayala