Juan Jesús Ayala

El síndrome de Hybris ( o la borrachera de poder )

LOS GRIEGOS fueron los primeros que utilizaron la palabra "hybris" para definir al héroe que conquista la gloria y que, ebrio de poder y de éxito, comienza a comportarse como un dios, capaz de cualquier cosa.

Hablemos de Cataluña como nación

LAS LEYES y las constituciones están ahí, pero de momento, la actual, la de 1978, no va a ser la única que se convierta en inamovible y sea la estación terminal. Hasta el día de hoy y desde la primera constitución, por llamarla de alguna manera, que fue el Estatuto de Bayona de Jose I, el hermano de Napoleón, se han registrado siete códigos constitucionales. ¿Cuál de ellos fue el equivocado o torcido? ¿El de la Restauración, tal vez? ¿El del federalismo incipiente de Pi y Margall? ¿El republicano de 1931? ¿O el de la Transición de 1978?

Nacionalismo español

Hacía tiempo, quizás desde la época en que Franco convocaba a la gente en la plaza de Oriente o llegaba a esta o aquella provincia donde el sindicato vertical, alcaldes y gobernadores civiles de turno ponían camiones y guaguas a reventar adornados todos ellos con banderas españolas al viento para dar la bienvenida al caudillo, hasta ahora, una vez que la selección española de fútbol ha sido triunfadora en este campeonato del mundo no se había visto, al menos aquí en las Islas, tanta bandera española, tanto fervor patrio español, tanto entusiasmo de sentirse español y que, además por arte de

Nacionalismo español

HACÍA tiempo, quizás desde la época en que Franco convocaba a la gente en la plaza de Oriente o llegaba a esta o aquella provincia donde el sindicato vertical, alcaldes y gobernadores civiles de turno ponían camiones y guaguas a reventar adornados todos ellos con banderas españolas al viento para dar la bienvenida al caudillo, hasta ahora, una vez que la selección española de fútbol ha sido triunfadora en este campeonato del mundo no se había visto, al menos aquí en las Islas, tanta bandera española, tanto fervor patrio español, tanto entusiasmo de sentirse español y que, además por arte de

Menceyatos, ¿por qué no?

Es ésta una idea que ahora ha salido a la palestra pero que dentro de nuestro partido, el PNC, se ha comentado más de una vez la posibilidad de esa nueva configuración político-administrativa para Tenerife. Y, además, haciéndola extensiva para el resto de las islas. Y desde el punto de vista de la operatividad y, sobre todo, como una culminación definitiva de una reforma administrativa para Canarias, no habrá otra alternativa que no sea ir por ese camino.

Páginas

Suscribirse a Juan Jesús Ayala