PSOE+PP= mayoría absoluta

Autor: 
Juan Jesús Ayala
Categorías: 
Artículos

ES ESTA una posibilidad que puede ser factible tras las elecciones de mayo del 2011.Y digo esto porque tanto el secretario general del PSC-PSOE, José Miguel Pérez, como el presidente regional del PP, Jose Manuel Soria, han manifestado la viabilidad de un posible pacto entre sus organizaciones políticas siempre y cuando sus respectivos programas electorales se respeten. En Canarias se implantaría de esa manera el pacto que funciona en el País Vasco sin ningún tipo de graves encontronazos con los nacionalistas del PNV, ya que se imaginaba que esto iba a radicalizarlos. Y, nada de nada, el PNV continúa con su discurso autodeterminista de siempre y sin desarrollar en profundidad las tesis soberanistas del Plan Ibarreche.

Y mientras esto se teje o se pueda tejer, ¿qué hacemos, entre tanto, los nacionalistas canarios? Pues, imbuidos en discusiones y posicionamientos desnaturalizados; echándonos en cara si unos son insularistas, otros regionalistas o los de mas allá independentistas. En fin, un galimatías de órdago, en una atomización inconexa que de seguir así se le pondrá en bandeja al PP+PSOE mandar al nacionalismo a la oposición y encima fragmentada. Por lo que se hace difícil asimilar cómo teniendo los nacionalistas, juntos, la capacidad -ya se logró- de sumar 31 diputados, se continúa haciéndole una reverencia a las individualidades, al relegar a las organizaciones que decidan qué hacer, y por si fuera poco, para terminar de confeccionar el cuadro del disparate, Miguel Zerolo, se descuelga con que si no se le tiene en cuenta para ir en tal o cual puesto al Parlamento o en cabeza al Ayuntamiento de Santa Cruz, se iría de CC y ficharía por otro partido de nueva creación. ¿Pero es que esto no puede acabarse? ¿Es que tener una conciencia nacional canaria dentro de las organizaciones es tan difícil que lo que hace es mandar al traste con ese tipo de actitudes individuales inveteradas cualquier proyecto de unificación nacionalista?.¿Es que aún seguimos instalados en la duda de que sin la unión del nacionalismo en esta tierra no habrá nada que hacer?

De ahí que se está haciendo mal cuando se mira para otro lado y seguir pensando que CC será bisagra bien con PP o PSOE. Esa situación, que ha sido una constante, puede no darse y virarse la tortilla por lo que habrá que centrarse dentro de las organizaciones nacionalistas, todas, y pensar con tino para llegar a la conclusión de que para que sobreviva el nacionalismo no hay otra alternativa que la unificación. Pero, ¿para cuándo? Aún se está a tiempo si es que somos capaces de dejar atrás cuestiones menores, pongo por ejemplo lo sucedido con el alcalde de Tegueste

Con un gobierno en Canarias PSOE+PP el nacionalismo dará un paso atrás y sólo quedara el resabio de estar en la oposición y los lamentos de no haber hecho las cuentas a tiempo al no tener los suficientes reflejos para adelantarse a los acontecimientos que, como este posible pacto PP+PSOE, acecha tras de la puerta.

Pensemos, pues, en las capacidades y potencialidades que tiene el nacionalismo canario. Dejemos por inservibles viejas rémoras y las capillitas de una sola adoración e inventemos un nuevo discurso. Un nuevo discurso que, junto a los innumerables problemas que tiene esta tierra por resolver, se continúe en ese empeño, pero no cada uno por su lado, en este o aquel ayuntamiento o en este o aquel cabildo, como reinos de taifas intocables, pues ello será el descalabro, la despersonalización del nacionalismo y el establecimiento, si acaso, de un insularismo de poca monta.

Lo que sería no malo, sino fatal, para el nacionalismo y para la construcción de Canarias como nación, que es lo que nos debe preocupar y tenerlo como tarea imprescindible.