La educación a debate

Categorías: 
Actos
Al coincidir el inicio de los debates del día del afiliado, que se desarrollan en la sede de Santa Cruz de Tenerife, con el inicio del curso académico, y valorando la gran importancia que tiene la enseñanza en el proceso de construcción nacional de nuestro pueblo. Se realizo, en el día de ayer jueves 8 de octubre, un debate intenso acerca de la necesidad de mejorar la calidad del sistema educativo en las islas para evitar las cifras, que nos vienen colocando hace años a la cola de Europa.
Una vez recordado el amparo legal de este derecho, tanto internacionalmente, en el art 26 de la Declaración de los derechos humanos como desde el ámbito Estatal, en la Constitución española art 27.  Proseguimos, haciendo un recorrido por los objetivos generales que se esperan de todo sistema educativo, entre los que se encuentran la socialización desde edades tempranas, (desde los 3 a los 16 años), con la adquisición de hábitos alimenticios, higiénicos y primera toma de contacto con la enseñanza. La formación en valores de todo tipo, que favorezcan la conformación de sociedades formadas capaces de convivir en paz, tolerancia y armonía.  Evitando al mismo tiempo, toda desigualdad social, dado el carácter de la política educativa base del Estado de bienestar. Y transmisión de los conocimientos básicos, y específicos para la futura integración en el mercado laboral, consiguiendo de esta forma, que nuestro pueblo consiga los recursos económicos suficientes, para cubrir sus necesidades básicas.
Desde el punto de vista nacionalista, se recordó que si la educación ha sido un instrumento  fundamental en la construcción de los Estados, y en la homogeneización del pensamiento, de la identidad, de la lengua, cultura e ideología de las naciones. Para Canarias, ha supuesto la imposición, por parte del centralismo español de  unos contenidos, que nada tenían que ver con nuestra realidad Canaria. Algo que siempre hemos atacado desde el PNC, solicitando el aumento de los contenidos canarios, para favorecer la “contextualización del proceso educativo”, que supone el aprendizaje desde el entorno, dando valor a lo propio, y evitando el complejo de inferioridad, que siempre nos ha acompañado, y que desde luego no ha sido debido a la incapacidad del isleño para aprender. Sino a las condiciones de pobreza, (que no dejaban tiempo para el estudio), y a la falta de recursos promovidos desde Madrid; que queda patente en el analfabetismo histórico, que hemos sufrido hasta hace bien poco. Como ejemplo en el año 1967, mientras en el resto del Estado español, la media en la tasa de analfabetismo se encontraba en el 9% en Canarias rondábamos el porcentaje del 30%.
Esta fue una de las conclusiones, más destacadas por los asistentes, puesto que se evidenció la falta de conocimientos relativos a nuestras singularidades y a “la psicología del niño canario”, como receptor de las políticas educativas, enlatadas desde Madrid, incluidos libros de texto y planes de estudio.
Se apuntó también, la falta de un consenso por parte de los agentes educativos, en cuanto a la redacción de un texto legal definitivo, para evitar  las reformas y contrarreformas, que han convertido a la educación en un arma arrojadiza de uso partidista; y que termina redundando en la formación de los jóvenes y en la productividad del Estado.
Entre las causas del fracaso escolar, se planteó que la escuela es un reflejo de la sociedad, por lo que en ella aparecen los mismos comportamientos positivos y negativos que  se dan fuera de ella. El sistema educativo, tiene sobre sus espaldas la gran responsabilidad de solucionar muchos de los problemas de la sociedad; pero esto no será posible sin el apoyo de padres y de las administraciones. Las cifras de fracaso escolar son en Canarias las peores del Estado, las de abandono escolar prematuro triplican en Canarias el porcentaje que espera reducirse el próximo año por la Unión Europea, el nivel de estudiantes universitarios  también está por detrás de la media estatal; así como otros indicadores, que nos obligan a los nacionalistas a tomarnos seriamente el problema educativo. Seríamos injustos, si no reconociéramos, que en Canarias hemos vivido una mejora considerable tanto  en lo relativo a la formación de nuestra población, como a la infraestructura educativa en proceso de mejora continúa. Y que miles de docentes, padres y funcionarios en general, se han dejado la piel por sacar adelante un alumnado de estratos humildes sin los recursos y medios suficientes.
Una vez tratado el problema, se pusieron sobre la mesa distintas soluciones. Entre ellas, se mostraron las diferencias entre el sistema de estudios español que ha demostrado su ineficacia estando a la cola de Europa según los datos del Informe Pisa de la OCDE;  con uno de los mejores  del mundo, como es el modelo finlandés.
En este último el profesor es la piedra angular, están muy bien remunerados, tienen alta formación, no sólo en los contenidos formativos, sino en la transmisión de los mismos al ser expertos pedagogos. Estudiando entorno a 6 años, a diferencia de los 3 años de Magisterio. Gratuidad absoluta en todos los servicios, menor  número de horas lectivas, ausencia de competitividad en el aula fomentando la solidaridad entre el alumnado. Y por último a destacar, el papel de los padres y de la administración respaldando completamente al profesorado.
Una vez expuesto este modelo, se dio la lectura a la propuesta educativa del PNC, que recoge los siguientes puntos: El aumento del gasto público destinado a educación que reconozca las necesidades, generadas tras el crecimiento poblacional. El desarrollo de una escuela canaria apegada  a la tierra, que defienda nuestras costumbres y nuestra realidad. Que apoye la escuela pública, frente a la privada, que favorezca la participación de todos los actores educativos, que atienda las capacidades de los alumnos que se salen de la media, que favorezca la integración e igualdad de los discapacitados en el sistema educativo, que apoye a los artistas y deportistas de alto nivel. Y consiga la coordinación real entre los planes docentes y los planes de investigación de nuestras Universidades.
Finalizó el debate, recogiendo las distintas intervenciones y que se engloban en la clave del éxito, está en que la política educativa, pueda llegar a ser consensuada por los partidos políticos, con la idea de que sin la participación de los agentes educativos ninguna reforma educativa puede funcionar y con la necesidad de inculcar a los alumnos la cultura del esfuerzo, que se ha perdido. Con la prioridad, de que aumenten los contenidos canarios para evitar la pérdida de identidad, que trae consigo la globalización mal entendida; sobre todo si no se le da su sitio a lo nuestro, y seguimos sobrevalorando todo lo que llega de fuera. Sólo de esta forma, lograremos que la educación canaria, consiga liberar a este pueblo de complejos pasados, y lo coloque en primera línea, generando la riqueza suficiente para mejorar nuestra calidad de vida.
Comité Organizador Debate "Día del Afiliado"